La caída de Silicon Valley Bank: ¿Por qué los economistas se preocupan cuando le va mal a un banco?

Tabla de contenido

Share
Tweet
Share

En los medios todos comentan sobre el colapso del Silicon Valley Bank en Estados Unidos, y la caída de Credit Suisse en Suiza, pero ¿Qué significa esto para los españoles? ¿Por qué un evento que ocurre del otro lado del océano puede tener efecto en nuestra economía?

La raíz del problema es simplemente la falta de confianza de los inversores hacia la banca.

Para entender por qué la confianza es un componente esencial del funcionamiento de los bancos es necesario entender cómo funcionan los bancos. En términos simples, el banco recibe el dinero de sus clientes en forma de ahorros o inversiones, y gracias a ese dinero puede otorgar ayudas financieras a otros clientes, con productos como tarjetas de crédito o hipotecas. Básicamente, actúan como intermediarios entre personas que tienen dinero (depositantes), y personas que necesitan dinero (prestatarios).

El negocio del banco está en las inversiones que realiza con el capital que tiene a su disposición, y los intereses que cobra por prestar dinero. Estos intereses cubren los gastos operativos del banco, los intereses que el banco otorga a sus depositantes por confiarles su dinero, y sirven de garantía para la posible devaluación del dinero o el riesgo de que el prestatario no devuelva el dinero que ha recibido prestado. El indicador financiero que se utiliza en España para conocer el costo total de un préstamo es la TAE (Tasa Anual Equivalente).

Puedes aprender más sobre los distintos tipos de intereses en nuestro artículo sobre qué es la TAE y cómo utilizarla para elegir el mejor préstamo.

Leer más

Entonces, si el dinero que los inversores y clientes depositan en el banco se utiliza en otras operaciones, solo una parte del dinero depositado estará disponible para sus clientes en todo momento. Esto es normal y no es causa de alarma, ya que existen medidas de seguridad que previenen que el banco “pierda” el dinero de sus depositantes. En el caso de que el banco invierta mal ese dinero, o que los prestatarios no devuelvan el dinero que han recibido, el mismo banco puede recibir un préstamo del Banco Central para poder garantizarle el dinero a sus clientes.

El problema ocurre cuando las personas o entidades que han depositado dinero en el banco se enteran de que el banco está teniendo problemas de liquidez y pierden la confianza de que su dinero está en manos capaces. El primer instinto es retirar ese dinero del banco y buscar depositarlo en otro lado más seguro, lo cual es entendible. En casos aislados esto no presenta conflicto, pero si más clientes pierden la confianza en la banca y buscan retirar su dinero al mismo tiempo, el banco no cuenta con los recursos para devolverles a todo su dinero en ese instante, lo cual hace que cunda el pánico.

A esto se le llama pánico bancario, o corrida bancaria. El mismo miedo de que el banco colapse, hace que el banco colapse. Existen otras causas del pánico bancario. Algunos de los ejemplos más famosos son el colapso de la burbuja especulativa, como ocurrió con la burbuja inmobiliaria en Wall Street en 2008, y crisis políticas como sucedió en Argentina en el 2001. Ambos sucesos resultaron en recesiones. Recesión local en el caso de la crisis argentina, y global en el caso de Wall Street.

El Silicon Valley Bank, con sede en California, es un banco que se enfoca principalmente a otorgar préstamos y capital de riesgo a startups tecnológicas que operan en Silicon Valley. Este preciso tipo de compañías se vio beneficiado durante la pandemia, lo cual resultó en un aumento del dinero depositado en el banco. El SVB invirtió parte de este dinero en uno de los tipos de inversiones más seguros que existen, Bonos del Estado de Estados Unidos. Pero el Estado se vio obligado a aumentar las tasas de interés como respuesta a la creciente inflación, y los bonos perdieron valor. La inflación también resultó en que muchas de las startups retiren fondos del banco para poder mantenerse a flote, y el banco debió vender los bonos para poder tener el dinero a mano, perdiendo capital en la inversión. Cuando la noticia de que el banco estaba perdiendo dinero llegó a Twitter, fue como echarle leña al fuego, causando pánico bancario.

El temor que causó el colapso de SVB no ayudó a Credit Suisse, que viene teniendo problemas hace meses. Muchos de sus accionistas han vendido sus partes, y muchos de sus clientes han retirado su dinero del banco, empeorando la salud financiera del banco. Con antecedentes claros, y el riesgo potencial de una crisis económica, es entendible que lo sucedido con Silicon Valley Bank y Credit Suisse ponga nerviosos a los economistas y analistas de mercado.

En una economía global casi no existen sucesos aislados. Pero lo importante en este momento es mantener la calma, no tomar ninguna acción apresurada y confiar que los sistemas diseñados para protegernos en estás instancias, absorberán el impacto. Lo mejor que uno puede hacer en estas ocasiones es lograr una base de educación financiera sólida y mantenerse bien informado, así estarás mejor posicionado para actuar si es necesario.

Autor :
Gerente General
Emil Kjær
Gerente General

Emil utiliza su experiencia para marcar una diferencia en el sector financiero. Estudió en la Universidad de Dinamarca del Sur y ha sido gerente general de Intelligent Banker desde 2013, donde ha ayudado a más de 500.000 usuarios de todo el mundo con sus necesidades financieras.

Copyright © 2024 Moneezy - All Rights Reserved