Todo sobre los depósitos a plazo fijo

Tabla de contenido

Share
Tweet
Share

El depósito bancario es uno de los productos financieros más utilizados con fines de ahorro, lo que te permite obtener ingresos adicionales en forma de intereses. Sin embargo, con tantas opciones disponibles en el mercado, puede ser difícil elegir la mejor opción para tus necesidades financieras. Es por eso que te traemos algunos datos que pueden ayudarte a tomar la decisión correcta.

¿Cómo funcionan los depósitos a plazo fijo?

Los depósitos son ideales para aquellas personas que han logrado ahorrar una cierta cantidad de dinero que no planean gastar por un tiempo. Su modo de funcionamiento es bastante sencillo: depositas la cantidad de dinero deseada en el depósito elegido, y el banco te paga un interés cuyo valor puede verse influenciado por los fondos depositados, el plazo elegido, y también por el tipo de depósito que elijas.

Tipos de depósitos bancarios

Según la forma de pago de intereses:

  • Pago de intereses integro. En el caso de estos depósitos, el interés devengado se agrega regularmente al saldo del depósito original, creando un nuevo saldo. Este nuevo saldo se considera como base de cálculo para generar intereses en el período siguiente.

  • Pago de intereses periódico. Los intereses generados no se suman al saldo inicial del depósito, sino que se transfieren directamente a tu cuenta corriente.

Según el interés:

  • Depósitos a interés fijo. Estos son depósitos donde la tasa de interés se establece en el momento del depósito y permanece sin cambios durante la duración del depósito.

  • Depósitos con interés variable. En el caso de estos depósitos, la tasa de interés puede cambiar con el tiempo, dependiendo de los cambios en el índice de referencia. Entonces, si optas un depósito con interés variable, es bueno saber que el interés puede disminuir o aumentar con el tiempo, dependiendo de la evolución del mercado.

Aprende más sobre los tipos de intereses aquí.

Leer más

Según su renovación:

  • Depósitos bancarios con renovación automática. Son depósitos en los que el banco extiende automáticamente el depósito a su vencimiento, con la misma duración y tasa de interés. Si abres un depósito de este tipo y deseas retirar el dinero al vencimiento, es necesario informar al banco con anticipación, antes de que termine el plazo.

  • Depósitos bancarios sin prórroga. Estos son depósitos donde el banco transfiere tu dinero y los intereses acumulados a tu cuenta, una vez finalizado el plazo.

Condiciones generales para la creación de un depósito

Independientemente del tipo de depósito que elijas, existen algunas condiciones generales que debes cumplir, las cuales pueden diferir de un banco a otro. Aquí están los más comunes:

  • Edad mínima de 18 años.

  • La existencia de una cuenta corriente en el mismo banco donde deseas abrir tu depósito.

  • Depositar una cierta cantidad mínima. Por ejemplo, algunos bancos imponen un mínimo de 1000€ para abrir un depósito.

Si cumples con las condiciones requeridas, hay varios beneficios que puedes disfrutar al abrir un depósito, tales como:

  • Cero comisión por apertura;

  • Cero tarifa por depósito;

  • Cero costos administrativos;

  • Cero cargos por cancelación anticipada.

Por supuesto, estos beneficios también pueden diferir de un banco a otro, por lo que es mejor investigar antes de tomar una decisión. Lo bueno es que puedes hacerlo en línea, con la ayuda de plataformas de comparación de productos financieros, o puedes ir a las sucursales bancarias para hablar con un asesor.

Ventajas y desventajas de los depósitos bancarios.

Antes de optar por colocar tus ahorros en depósitos a plazo fijo, es bueno conocer las ventajas, así como las desventajas.

La mayor ventaja de los depósitos es que te permiten obtener ingresos adicionales sin esfuerzo. Si ya tienes dinero ahorrado, en lugar de tenerlo en una cuenta corriente o incluso en efectivo en casa, puede resultarte más ventajoso depositarlo en un depósito a plazo fijo y disfrutar de los intereses que recibes del banco.

Otra ventaja de los depósitos es que se consideran una de las formas más seguras de ahorrar porque están garantizados por el FGD (Fondo de Garantía de Depósitos).

En cuanto a las desventajas, lo más importante a considerar con los depósitos bancarios es el plazo establecido. Para obtener la mayor cantidad posible de ganancias por intereses, es bueno elegir un plazo lo más largo posible. Esto quiere decir que, durante ese periodo, no tendrás acceso al dinero depositado.

Al mismo tiempo, muchas veces, el interés que ofrecen los bancos no sigue el ritmo de la inflación. Entonces, incluso si mantienes el dinero en depósito, existe la posibilidad de que se deprecie con el tiempo.

Independientemente del depósito que elijas, crear una cuenta de este tipo puede generarte ingresos adicionales, sin esfuerzo. Sin embargo, no olvides que, de acuerdo con las normas vigentes, se debe pagar IRPF sobre los ingresos por intereses. Entonces, si estás haciendo una simulación para estimar la cantidad que recibirás de intereses, ten en cuenta también este aspecto.

Autor :
Gerente General
Emil Kjær
Gerente General

Emil utiliza su experiencia para marcar una diferencia en el sector financiero. Estudió en la Universidad de Dinamarca del Sur y ha sido gerente general de Intelligent Banker desde 2013, donde ha ayudado a más de 500.000 usuarios de todo el mundo con sus necesidades financieras.

Copyright © 2024 Moneezy - All Rights Reserved